El portador de luz

    Pasé de portar la luz a adversario por lo que siempre ha sido considerado justo castigo. Bajo la acusación de soberbia aniquilaste mi condición y nos expulsaste de aquello que tanto tiempo llevó levantar. Tú y yo sabemos que no es soberbia mi pecado y que luchar por la libertad de toda criatura me ha llevado a vagar por los siglos de los siglos esperando un gesto compasivo que nunca se producirá. ¿Es acaso un pecado ser como tú has querido que sea?

El portador de luz

El portador de luz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s