Rebaño

La basura se acumula en la acera corrupta
mientras el actor esconde los cadáveres en el armario.
Los excrementos caen como fina lluvia
prestos a dar vida a la simiente plantada.
La gente mira para otro lado,
no quieren ver la realidad que pisan.

Las ovejas huyen presa del pánico
que el hedor nauseabundo les provoca
rogando a los cielos no ser
la próxima diana.

MMC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s